ANTEPASADOS MASCULINOS

ANTEPASADOS MASCULINOS

ANTEPASADOS Y ANCIANOS

Es la figura más venerada de África. Pero los antepasados no son los muertos. En África no se muere, se cambia de vida, de dimensión. Se pasa de la tierra de los vivos al mundo de los espíritus. El cuerpo vuelve a la tierra a la que pertenecen los humanos y el espíritu va al reino de los espíritus desde donde sigue actuando según sus cualidades hayan sido malas o buenas.

Pero para acceder al rango de ancestro hay que cumplir ciertos requisitos. No todos los que quitan este mundo se convierten en ancestros. Es imprescindible, durante la estancia en este mundo, haber tenido una conducta ejemplar en todos los aspectos de la vida social, religiosa y familiar y haber alcanzado el grado humano de madurez que se obtiene mediante el matrimonio y la procreación de una descendencia. El hombre soltero o sin hijos nunca alcanzará el rango de antepasado. Las mujeres también pueden alcanzar este rango. Una vez muerto se requiere el cumplimiento de unos ritos funerarios y más tarde los ritos de levantamiento del duelo, procesos que a veces pueden durar varios años. Si el espíritu se separa de su envoltura carnal con demasiada rapidez puede quedarse a merodear por la casa y perturbar a sus moradores, incluso después del entierro. Razón por la que además del rito del fallecimiento se celebra otro, según las etnias, a los cuarenta días, para dar al fallecido una segunda oportunidad de acceder al mundo de los espíritus junto con los demás antepasados.

El antepasado o ancestro tiene una presencia real y activa en la familia y en poblado. Normalmente trata de ser favorable a los suyos interviniendo en los momentos más importantes de la vida social o religiosa, con la condición de que se porten bien con él, pues de lo contrario podría acarrearles muchas molestias y desgracias. Para atraer su protección y ayuda se le ofrecen sacrificios y ofrendas y, con frecuencia, se realizan estatuas, que desprenden una gran dignidad, que le representen y que son veneradas en los altares familiares o se encarnan en una máscara determinada durante las ceremonias. Estas estatuas o máscaras tienen un profundo carácter sagrado y se guardan al abrigo de las miradas de los profanos.

Si los ancianos inspiran un gran respeto en las sociedades africanas, pues la autoridad y el respeto se obtienen con la edad y sus consejos son indispensables para el buen funcionamiento de sus distintas instituciones, los ancestros inspiran un verdadero fervor, acompañado de cariño, respeto, devoción y temor. El antepasado ocupa un lugar superior al del descendiente vivo más importante pero inferior al de los dioses secundarios o genios de la naturaleza, todos ellos intermediarios de distinto rango ante el Dios Supremo o Dios Creador, al que el hombre no puede, por respeto, dirigirse directamente.

La sociedad africana nos enseña a conocer el valor de la familia y a honrar y respetar a los ancianos. La familia africana no se disgrega. Al contrario, a medida que se casan los hijos, aumenta y se fortalece con la incorporación de nuevos miembros, hasta que los padres se convierten en ancianos. Al anciano no se le jubila, no se le aparta de la sociedad como un trasto viejo o inservible. No se le recluye en un asilo. Se incorporará al Consejo de Ancianos que asesora a los responsables de la comunidad para que estos se aprovechen de sus consejos y de su experiencia. El anciano es un intermediario entre la comunidad y los antepasados. Es el escalón más cercano al mundo de los espíritus, pues ya pronto se convertirá en antepasado, si ha tenido descendencia y ha sido un hombre digno adornado de virtudes, tras el cumplimiento de los ritos fúnebres preceptivos.

Muchas de las llamadas figuras de antepasado son en realidad figuras funerarias, que no tienen nada que ver con un antepasado concreto, aunque la delimitación en ambos campos es difícil pues en determinadas etnias se colocaban en las tumbas pequeñas estatuas para representar al antepasado. Normalmente las figuras de antepasados tienen los rasgos mejor definidos, su talla es más precisa tanto en el cuerpo como en las manos. Las figuras funerarias son más simbólicas y presentan un aspecto menos acabado y, a veces, deteriorado al haber estado expuestas a las inclemencias del tiempo por haber permanecido sobre o junto a las tumbas durante bastante tiempo. Las figuras funerarias suelen estar desnudas mostrando con frecuencia los órganos sexuales, lo que no tiene en el África tradicional ninguna connotación sexual, es simplemente el símbolo de la capacidad reproductora que da la vida en El caso de estas figuras funerarias, de muerte y renacimiento a la nueva vida.

El objetivo de la estatua es ser el soporte del doble inmortal del antepasado después de su muerte. El objetivo de la máscara es la transubstanciación del antepasado. Las estatuas son objeto de ofrendas y de libaciones en su calidad de soporte material del antepasado.

El culto a los antepasados no es “un culto de muertos”, es, simplemente, un “culto a los antepasados”. Los antepasados están ahí, presentes, en otra dimensión. Morir, para los africanos, es dar “un paso” hacia otra forma de vida, al igual que el nacimiento es un “paso” de la “no vida” a la vida. En muchas sociedades de África se celebran tres ritos de “paso” o de “transito”. Son como pasarelas que unen distintos ámbitos de vida: el del nacimiento, el de la iniciación, por el que se accede a la vida de adulto, y el de la muerte, mediante el que se accede, si se cumplen determinadas circunstancias, al rango de antepasado.
ANTEPASADO
ANTEPASADO
Figura de antepasado, con actitud serena y seria. Sus largos brazos se apoyan sobre las rodillas. estas estatuas se veneran en los altares familiares. Madera marrón. Pátina del tiemp...
BLOLO BIAN
BLOLO BIAN
Los Baulé, al igual que otros pueblos de África, creen que toda persona tiene un esposo o una esposa en el otro mundo y que hay que serles propicios para que no nos falte su ayuda.&...
BLOLO BIAN
BLOLO BIAN
Los Baulé, al igual que otros pueblos de África, creen que toda persona tiene un esposo o una esposa en el otro mundo y que hay que serles propicios para que no nos falte su ayuda.&...
BLOLO BIAN
BLOLO BIAN
Los Baulé, al igual que otros pueblos de África, creen que toda persona tiene un esposo o una esposa en el otro mundo y que hay que serles propicios para que no nos falte su ayuda.&...
BLOLO BIAN
BLOLO BIAN
Los Baulé, al igual que otros pueblos de África, creen que toda persona tiene un esposo o una esposa en el otro mundo y que hay que serles propicios para que no nos falte su ayuda.&...
BLOLO BIAN
BLOLO BIAN
Los Baulé, al igual que otros pueblos de África, creen que toda persona tiene un esposo o una esposa en el otro mundo y que hay que serles propicios para que no nos falte su ayuda.&...
BLOLO BIAN
BLOLO BIAN
Los Baulé, al igual que otros pueblos de África, creen que toda persona tiene un esposo o una esposa en el otro mundo y que hay que serles propicios para que no nos falte su ayuda.&...
ASIE USU
ASIE USU
Los Baulé, al igual que otros pueblos de África, creen que toda persona tiene un esposo o una esposa en el otro mundo y que hay que serles propicios para que no nos falte su ayuda.&...
BLOLO BIAN
BLOLO BIAN
Los Baulé, al igual que otros pueblos de África, creen que toda persona tiene un esposo o una esposa en el otro mundo y que hay que serles propicios para que no nos falte su ayuda.&...
ANTEPASADO MIKISI
ANTEPASADO MIKISI
Estatua Luba de buenas dimensiones con restos de abundante pátina sacrificial. manos en los costados del vientre en señal de bienvenida y de paz y ombligo pronunciado muy frecuente e...
ANTEPASADO
ANTEPASADO
Figura de antepasado Kongo en una actitud explicativa, su dedo índice de la mano derecha está apuntando hacia adelante como queriendo indicar o explicar algo y su boca abierta como s...
HOMBRE CON BRAZO LEVANTADO
HOMBRE CON BRAZO LEVANTADO
Estas estatuas de un hombre levantando un brazo representan a un hombre que ha sufrido un grave contratiempo. Es un gesto de petición de ayuda para aliviar su infortunio. Si la desgracia a ...
HOMBRE FUMANDO PIPA
HOMBRE FUMANDO PIPA
Curiosa pieza de un hombre, seguramente la representación de un antepasado, fumando una larga pipa. El hombre que está sentado en el suelo, muy inclinado hacia adelante, sujeta la pi...
ANTEPASADO SENTADO
ANTEPASADO SENTADO
Antepasado sentado en un taburete. En su mano derecha tiene un palo a modo de bastón. Brazaletes en el cuello yh en los brazos. En la espalda lleva un hatillo cilíndrico sujeto con d...
ANTEPASADO
ANTEPASADO
Figura de un antepasado de la etnia songyé que difiere mucho de la morfología de sus habiuales "feiches nkishi". Pátina del tiempo.